|

Protección contra explosiones en la industria de la biomasa

¿De donde viene la madera?

Hay muchas fuentes de madera como fuente de energía de biomasa. Las piezas más grandes se pueden recolectar directamente o se obtienen como tocones y ramas de la tala del bosque. Mientras que las astillas y el aserrín más pequeños pueden provenir de muchos procesos industriales diferentes. Dado que es muy voluminosa, la biomasa de madera normalmente se obtiene localmente para reducir los costos de transporte.

¿Cuál es el mayor riesgo?

La biomasa a granel es un material peligroso que puede encenderse y arder espontáneamente, y el polvo fino de madera, que a menudo se genera durante el transporte o procesamiento de piezas de madera más grandes, es explosivo. Cualquier polvo de 0,5 mm o más fino debe considerarse explosivo y, como regla general, cuanto más fino es el polvo, mayor es el riesgo de explosión.

También vale la pena señalar que, dado que la industria de la biomasa es relativamente nueva, no hay un historial establecido de seguridad contra incendios / explosiones. Ya ha habido una gran cantidad de incendios importantes debido a la biomasa, incluidas las instalaciones de almacenamiento, las centrales eléctricas y la producción de MDF. Algunos incluso han resultado en una trágica pérdida de vidas. Esto se debe al hecho de que la mayoría de los esfuerzos se han dedicado a perfeccionar la producción de pellets y maximizar la eficiencia de transformar el calor de combustión en trabajo (principalmente energía eléctrica) en lugar de en protección contra explosiones o incendios.

Entonces, ¿qué protección se requiere?

Dado que el polvo que produce la biomasa es explosivo, es importante controlar cualquier explosión y asegurarse de que no se propague rápidamente a través de una instalación encendiendo estas nubes de polvo. Por lo tanto, la supresión y ventilación de explosiones controlarán cualquier encendido, y el aislamiento de explosiones garantizará que no se propague.

La combustión puede producirse por muchas fuentes, como carga electrostática, fricción, calentamiento o incluso de forma espontánea durante el almacenamiento.

Supresión de explosiones

Fike utiliza una gama de diferentes tipos de sensores para controlar la combustión. Una vez que un sensor registra la combustión, un supresor químico llena el recipiente.

La solución correcta depende de la ubicación y los riesgos. Aquí es donde las décadas de experiencia de Fike en seguridad contra explosiones son clave.

Ventilación de explosión

Los respiraderos de explosión que no se rompen se colocan en recipientes cerrados para que cualquier explosión pueda liberarse de manera controlada. Si está en el interior o hay mucho polvo de biomasa alrededor, se puede usar ventilación sin llama para evitar una ignición secundaria.

Aislamiento de explosión

Si los sensores detectan una explosión, la entrada y la salida del recipiente también se llenan con un químico supresor para mantener la explosión contenida y evitar explosiones secundarias en toda la planta.

¿Cómo puede ayudar Fike?

La protección contra explosiones es vital en la industria de la biomasa y los años de experiencia y pruebas de Fike significan que podemos identificar y mitigar los riesgos presentes en este tipo de instalaciones para ayudar rápidamente a esta nueva industria a alcanzar el alto estándar de seguridad que necesita.

Necesito ayuda ahora
1-800-YES-FIKE

Spanish (Mexico)
English Dutch German Portuguese Spanish (Spain) Spanish (Mexico)